Inicia y cierra sesión

Iniciar sesión en tu cuenta de Google es sencillo: solo tienes que hacer clic en el botón Iniciar sesión situado en la esquina superior derecha de cualquier servicio de Google. Desde ahí, podrás consultar tu correo de Gmail, subir un vídeo a YouTube o simplemente obtener resultados de búsqueda más relevantes.

Sin embargo, si utilizas ordenadores públicos que se encuentren, por ejemplo, en un cibercafé o en una biblioteca, recuerda que tu sesión puede seguir iniciada en los servicios que hayas estado utilizando incluso después de cerrar el navegador. Por esta razón, cuando utilices un ordenador público, asegúrate de cerrar sesión. Para ello, haz clic en la foto de la cuenta o en la dirección de correo electrónico que se encuentra en la esquina superior derecha y, a continuación, selecciona Cerrar sesión.

Si utilizas ordenadores públicos con frecuencia, utiliza la verificación en dos pasos para ayudarte a mantener tu cuenta protegida y asegúrate de cerrar sesión en tus cuentas y cerrar el navegador cuando hayas terminado de utilizar Internet.